Skip to main content

Como utilizar de forma correcta una freidora industrial.

Hoy en día hay una corriente muy grande de gente que le ha declarado la guerra a los fritos, escucharemos siempre lo típico de que, tienen mucha grasa, te aumentara el colesterol. No traen nada bueno y un largo etcétera de reflexiones sobre ellos. En mi opinión esto es un error ya que es verdad que no debe abusarse de los fritos en nuestra dieta diaria, porque es cierto que tienen un amplio aporte calórico, pero en las dietas humanas no debería abusarse de estos ni de ningún otro tipo de comida, todo debe consumirse en su justa medida, y por tanto no deberíamos privarnos de comer de vez en cuando alimentos fritos puesto que están muy buenos y consumidos con moderación no son malos.

Hoy escribo este post porque ya no solo es que las personas consuman estos alimentos con asiduidad, sino que hay muchas empresas que se dedican a comercializar productos de este tipo y que por tanto viven de ello, en estos casos lo principal para un buen resultado es contar con un buen fabricante de freidoras industriales como por ejemplo, http://www.manfix.es/  , y luego también muy importante saber cómo utilizarlas correctamente, por eso en este post hablare sobre algunas pautas para usarlas bien.

Pautas a utilizar.

freidora industrial

  • No mezclar tipos de aceite, no puede mezclarse dos tipos de aceite en una misma freidora puesto que estos tienen diferentes propiedades cada uno y por tanto uno podría quemarse mientras el otro aun no a alcanzado el punto de ebullición, estropeando el alimento.
  • No añadir aceite nuevo al usado, puesto que si el usado ya no puede utilizarse más debemos retirarlo y no mezclarlo con uno nuevo ya que el antiguo estropearía el nuevo.
  • Controlar la temperatura, el aceite de las freidoras debería oscilar entre los 160-180 grados, y por tanto no es bueno forzarlo y ponerlo a mas temperatura ya que este se quemaría y no solo daría mal sabor a nuestros alimentos, sino que produciría sustancias toxicas en él.
  • Los alimentos que vamos a preparar en ella deben estar debidamente secos, ya que si tienen un exceso de agua podrían reaccionar con el aceite estropeándolo y por consiguiente estropeando el plato.
  • Limpiar y filtrar el aceite tras cada uso, esto es muy importante ya que es verdad que a veces podemos volver a utilizar un aceite que ya hemos usado para otra cosa, pero es importante limpiarlo de restos e impurezas que han quedado en ella del plato que hayamos cocinado antes.
  • Siempre debemos rellenar la freidora hasta la cantidad recomendada, puesto que una cantidad inferior o superior supondrá que nuestro alimento no se cocine como se debe.

Espero que todos estos consejos os ayuden a la hora de utilizar la vuestra, y recordad que para un acabado satisfactorio de vuestras elaboraciones deberéis estudiar qué tipo de freidora es la que mejor viene para vuestro negocio, puesto que no todas son iguales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *