Skip to main content
carrito de bebe

Rocking Baby: Carritos de bebé baratos

Comprar un carrito de bebé puede parecerse a elegir un coche nuevo: las opciones no se acaban, cada marca te ofrece caprichos y servicios distintos, y parece que uno necesita un cochecito distinto para cada ocasión. Por si eso fuera poco, y con todos los gastos que conlleva la venida al mundo de un recién nacido, parece que la mayoría de carritos funcionales y prácticos se venden como artículos de lujo. Pero nosotros te damos la solución con Rocking Baby: Carritos de bebé baratos.

Un cochecito económico y funcional: ¿qué tan barato puede ser?

La verdad es que el rango de precios para cochecitos de bebé puede dejarle a uno bastante confuso: las sillas de paseo más baratas se pueden encontrar por debajo de los 100 euros, pero olvídate de usarlas con un recién nacido, en el coche, o de sacarlas a cualquier terreno más complicado que el asfalto bien mantenido. Los carritos más caros suben por encima de 1200 euros, todavía más si añades ruedas que pivotan, carritos gemelares, y muchos otros lujos.

¿Y qué hay para los padres pragmáticos, que quieren un carrito para el día al día?

La opción más valorada para una familia práctica, que antepone la funcionalidad y la calidad, es un carrito urbano y multiusos: el que ofrecemos en Rocking Baby es un ejemplo de modelos compactos, plegables, y 3-en-1, es decir, que ofrecen distintos elementos para adaptarse al crecimiento de tu bebé y a los cambios en tu rutina diaria.

Rocking Baby Carritos de bebé baratos

Es importante concentrarse en unas pocas características claves cuando uno busca bajar el presupuesto de su carrito: que traiga un parasol que asegure sombra para tu pequeño pasajero, que el asiento cambie de posiciones y se pueda reclinar, que sea maniobrable y plegable, que se pueda transportar en un avión, y que sea adaptable a un asiento de coche.

Una elección económica…es una elección que dura

Lo que no quieres es elegir el carrito más barato y darte cuenta unos meses después de que no cumple con todo lo que necesitas: si vas a viajar en avión, no te olvides de asegurarte de que cumpla con las regulaciones de los aeropuertos, si siempre vas a hacer la compra de camino a casa con el carrito, asegurate de que tenga espacio para acomodar un par de bolsas.

Por último, nunca está de más visitar una o dos tiendas para ver el carrito en persona: habla con los vendedores en la tienda, con otros padres en el parque, lee reseñas online…Es importante elegir un carrito barato, pero también uno que te vaya a salir rentable y que vaya a servirte durante los primeros años de vida de tu bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *